Historia

En el país, adoptamos el sistema iniciado en Francia con la Ley de Organización Judicial de 1790, en la que se estructuró por primera vez al contencioso administrativo a través del Consejo de Estado francés; sistema que, por su trascendencia histórica y eficacia en la solución de conflictos o controversias entre los particulares y las autoridades administrativas, se ha respetado y conforma la base del contencioso administrativo de varios países de América Latina, incluido México.

 

Son dos etapas importantes que deben resaltarse en el sistema francés; la primera (Revolución de 1789), el sistema de justicia retenida, en el que las sentencias que dictaba el Consejo de Estado, requerían para su definitividad de la posterior aprobación del Ministerio Administrativo, que había dictado el acto o resolución enjuiciada. Y la segunda (III República de 1872), el sistema de justicia delegada, que establece el comienzo de una real jurisdicción contencioso administrativa. Constituyen las bases o ejes rectores, del sistema jurídico de organización y control de la administración pública.

 

A nivel federal, los antecedentes de la justicia administrativa en México se ubican a mediados del siglo XIX (1852-1853), con Teodosio Lares, reconocido jurista de la época, quien planteó la revisión de los actos de las autoridades administrativas para que éstas se ajustaran al marco legal y promovió la Ley para el Arreglo de lo Contencioso Administrativo.

 

Ello en base a que, la fracción XX del artículo 110 de la Constitución Federal de 1824, permitía interpretar la instauración del contencioso administrativo, y la creación de un tribunal que conociera de las causas en contra de la actuación de la administración pública.

 

En 1853, fue publicada la Ley para el Arreglo de lo Contencioso Administrativo, instaurándose la jurisdicción contenciosa administrativa en México, que conocería una sala integrante del Consejo de Estado, creado de acuerdo al modelo francés; sin embargo, se declaró inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

Después de varios antecedentes ubicados en los años de 1855, 1856, 1857 y 1865; finalmente, el 1° de enero de 1937 la justicia administrativa nació formalmente en el país, al entrar en vigor la Ley de Justicia Fiscal, e iniciar sus actividades el Tribunal Fiscal de la Federación; hoy Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

 

Cabe señalar, que el 17 de marzo de 1987, se reformó el artículo 116 Constitucional, en cuya fracción V se estableció que las constituciones y leyes locales podrán instituir Tribunales de lo Contencioso Administrativo, dotados de plena autonomía para dictar sus fallos y para dirimir las controversias que se susciten entre particulares y autoridades estatales y municipales.

Pages: 1 2 3

21 febrero, 2015 | Comments Closed